JARDÍN POLINIZADOR

Para nosotros el paisajismo no sólo debe ser armonioso, sensible y contemplativo, sino además tiene que contribuir con su misión natural de propagar la naturaleza.

Un gran ejemplo es el Jardín Polinizador de esta casa, donde la diversidad de árboles, plantas y flores, son el campo de juego de pájaros y sus nidos, abejas y colibríes.

Entre árboles frutales, Acacias, Magnolias, Iris que abren y cierran su flor en los ciclos del día, diferentes volúmenes de arbustos que ofrecen una gama de texturas verdes y flores que dan acentos multicolor, el Jardín Polinizador es un espacio que da vida a la creación, germina emociones en cada rincón y fecunda los sentidos en un estado pleno de contemplación y bienestar.