BLANCO BISTRÓ

Dicen que la comida entra por los ojos y cuando estás en un lugar que además es un deleite natural a primera vista, el placer es doble.

Un ejemplo es este diseño de paisaje que creamos para el Restaurante Blanco Bistró, donde acompañamos los espacios arquitectónicos propios del lugar, con una selección de plantas como Garra de León (Phylodendron Selloum), Hoja Elegante (Xanthosoma Robustum) y Olivo (Olea Europaea), que ofrecen una armonía especial a cada espacio para crear una atmósfera de naturaleza interior.