Casa del Árbol

Ya lo decía Aristóteles, “la naturaleza no hace nada incompleto, ni nada en vano”. Es así como aprovechamos lo que la naturaleza nos había ofrecido en este espacio para crear un concepto de jardín que fuera una fusión perfecta. Casa del Árbol es, desde la propia entrada, un paraíso botánico con montículos de suculentas y agaves que dan la bienvenida para adentrarnos a otra zona y descubrir un camino de Helechos Chivo, que al fondo dejan ver unos grandes Helechos Maquiques.

Árboles de gran altura ofrecen cobijo a todo un paisaje que creamos con enormes Hojas Elegantes, Garras de León y algunos Acantos que dan un acento con diferentes texturas.

En la zona de juegos, algunas huellas se han ido integrando con elementos naturales como lagrima de niño, así como también unas escaleritas ya son parte del paisaje con mucha lagrima y piedras. Una zona especial de la casa, es una cascada de agua que acompañamos con vegetación como Cola de Caballo, Helecho Esparrago, Agaves al fondo y Papiros dentro del agua, todo para ofrecer un espacio de tranquilidad y desconexión citadina.