JARDÍN TARAHUMARA

Cuando diseñamos el paisaje natural para este jardín residencial, pensamos en crear toda una experiencia verde de forma y de fondo. Desde la propia entrada la forma de dar la bienvenida son unos helechos chivo que cobijan los escalones para darle un matiz de textura y contraste. En el fondo, unos árboles conviven con los helechos para darle profundidad y color a la propia arquitectura del lugar.

También pensamos en crear una atmósfera biodiversa donde pudieran convivir diferentes especies de plantas y se complementaran unas con otras. Así, pudimos crear mini bio-espacios con una multiplicidad de especies como Helechos con Hojas Elegantes, Hiedra y Garra de León, o Helechos Chivo con Evónimo para originar diferentes entornos de armonía vegetal.

Conoce más sobre este proyecto en este video